July 26

Inseguridad merma afluencia turística: comerciantes

Inseguridad merma afluencia turística: comerciantes
El Heraldo de Tabasco

Raquel May Olán

Villahermosa, Tabasco.- La inseguridad y la falta de elementos policiacos al exterior del Parque Museo “La Venta”, están golpeando fuertemente a los comerciantes de artesanías y productor típicos de la región, quienes señalaron que el incremento de actos delictivos —como cristalazos a los carros— ha mermado la afluencia de turistas.

Para ellos las vacaciones de verano son la segunda temporada fuerte del año, seguida de Semana Santa, sin embargo debido a la inseguridad que se registra en esta zona de Villahermosa, el interés de los turistas por conocer este emblemático recinto arqueológico ha bajado considerablemente, indicó Erasmo Jiménez Rodríguez, quien lleva 12 años como comerciante en el lugar.

Don Erasmo distribuye aguas frescas y artesanías elaboradas por manos tabasqueñas, principalmente del municipio de Macuspana, no obstante, indicó a este medio de comunicación que en los años que lleva esta edición de verano ha sido de las más bajas.
“Las vacaciones, los sábados y domingos son los días buenos para nosotros, pero en Semana Santa si recibimos más visitas, podríamos decir que es la más alta temporada de todo el año, y luego le sigue esta de verano, pero de plano no está jalando nada, creo que estuvo mejor el año pasado”, apuntó.

Atribuyó este desplome a la inseguridad, pues constantemente los turistas se acercan a él para preguntarle por la presencia de elementos policiacos, los cuales brillan por su ausencia; situación que se pudo constatar tras el arribo de este matutino, en donde no se observó a ningún uniformado.
“Es por la inseguridad, muchos turistas vienen y de entrada preguntan si hay alguna patrulla, les da miedo andar por acá, nos preguntan si asaltan por aquí, si cristalean los carros, incluso nos piden que le echemos un ojito a los carros”, abundó.

Dentro de los principales incidentes delictivos de la zona —dijo— están los cristalazos, así se deja escuchar con las constantes quejas de los turistas, que al salir del museo encuentran sus automóviles saqueados.

“Salen los turistas y ya dice que le cristalearon el carro y luego no hay ni un policía por aquí, esto nos merma la afluencia”, acotó.
Finalmente, expuso que lo anterior les está resultando perjudicial en gran medida, pues no ven viable recuperar la inversión que generalmente realizan para esta temporada vacacional.