noviembre 3

GANA EQUIPO DE ESTUDIANTE CHIHUAHENSE MAX ARAGON CERECEDES PREMIO DE LA NASA

NOVIEMBRE 2018* GANA EQUIPO DE ESTUDIANTE CHIHUAHENSE MAX ARAGON CERECEDES PREMIO DE LA NASA* A Max Aragon puedes contactarlo para entrevistas en el WhatsAPP: +36301604378 Actualmente Max esta estudiando en Hungria en la Universidad de la Tierra* En temas de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable*  La hermana de Max Aragon: America Aragon Cerecedes tambien participo en este importante evento mundial de la NASA  * El whatsapp de America Aragon es: (614)1221000

 

octubre 31

Jóvenes de Chihuahua obtuvieron premio para ir a la NASA*

Fernando Aragon 🇲🇽🌱🌳: Mi hijo Max en la NASA en Houston Texas USA , en un espacio de entrenamiento para astronautas* Max está becado en Hungría en la universidad de la Tierra* estudia Energías Renovables* Junto con mi hija América Estefanía Aragón obtuvieron el 1er lugar en un concurso de medio ambiente* en Guadalajara * ambos son de CHIHUAHUA* atte su papá Fernando Aragon
Fernando Aragon 🇲🇽🌱🌳: Confío que sea una generación de jóvenes que ponga en alto a Chihuahua y México , contribuyendo al desarrollo sustentable de nuestro gran País!

 

Category: Educación | Comentarios Desactivados en Jóvenes de Chihuahua obtuvieron premio para ir a la NASA*
agosto 31

Max y Estefanía Aragón van a ir a la NASA * Hijos de Fernando Aragón* de Chihuahua*

Contribución estudiantil

América Estefanía y Max Aragón Cerecedes aparentemente tienen dos perfiles académicos distintos, mientras ella estudia diseño de artesanías, él busca ser ingeniero en energía. Sin embargo, estos dos hermanos, estudiantes del Centro Universitario de Tonalá (CUT) de la UdeG, supieron juntar sus conocimientos para elaborar el diseño de una exhibición que podría considerarse dentro de las primeras actividades del Museo de Ciencias Ambientales.

Motivados por la experiencia de sus compañeros en concursos pasados, estos jóvenes decidieron participar en los retos que planteaba la UdeG en el pasado Talent Land, uno de estos concursos, el Reto Eureka, buscaba encontrar la mejor exhibición desarrollada por alumnos y que podría ser utilizada en el museo en un futuro.

“Lo que se nos solicitaba era realizar una exhibición museográfica para que se demostrara cómo el hombre ha impactado en el clima, cómo hemos modificado las condiciones climatológicas, y teníamos que hacerlo con un público objetivo de niños y jóvenes de entre 12 y 18 años de edad”, detalla Max.

La convocatoria establecía que la exhibición tendría que narrar una experiencia extrasensorial en un espacio de 4 x 4 metros, con un presupuesto hipotético para llevarla a cabo. Con estas restricciones ambos jóvenes realizaron una propuesta explicando cómo se llevaría a cabo esta exposición y el uso de la tecnología en ella.

El diseño contempla construir una esfera de 4 x 4 que desde el exterior será una representación de la Tierra pintada por artistas locales o estudiantes de artes visuales, mientras que el interior estará tapizado por 22 pantallas OLED que proyectarán un producto audiovisual de seis minutos que abordará cronológicamente cómo el hombre ha desgastado el clima.

Simultáneamente se plantea contar con una serie de experiencias extrasensoriales más dentro de la esfera, como la producción de humo o la aparición de pequeños drones que simulen insectos volando alrededor. Al terminar la exhibición se mostrará información sobre las carreras disponibles en la UdeG que pueden ser útiles para aportar conocimientos en materia ambiental.

1-ejeamb3118.jpgEl eje sobre el que girará este museo será la unión y equilibrio entre las ciudades y la naturaleza.“Es darles las herramientas para que sepan que existen carreras relacionadas y que ellos sí pueden hacer un cambio. Ya se quedaron con el toque emocional de ‘esto está pasando’ y con esto se da una opción para estudiar”, complementa América.

Ambos jóvenes, oriundos de Chihuahua, coinciden en que sus carreras se complementaron a la hora de crear este proyecto museográfico y consideran que para realizar este tipo de trabajos siempre es necesario contar con la ciencia y el arte. América resalta que el acercamiento a este proyecto influyó en la decisión de profundizar sus estudios hacia la museografía en un futuro.

Al ser ganadores del Reto Eureka, estos jóvenes ganaron un viaje a la NASA.

Para consolidar el concepto del museo, Santana Castellón menciona que las aportaciones de Raúl Padilla López, presidente del Fideicomiso del Centro Cultural Universitario, y de Mauricio de Font-Réaulx, director del centro, dieron rumbo al proyecto al solicitar una institución de “historia natural, pero contemporáneo”, con un enfoque de lo vivo y del futuro y no relacionado con lo muerto y el pasado.

Santana Castellón menciona que también se tuvo la asesoría de profesionales reconocidos a nivel nacional, como Sergio Graf y Enrique Jardel, especialistas en temas ambientales y ecológicos.

Posteriormente, el proyecto fue enriquecido por otros expertos en ciencias ambientales y humanas de México, como José Sarukhán Kermez, coordinador general de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio); los biólogos Julia Carabias Lillo y Gonzalo Halffter Salas, y el arqueólogo tapatío Otto Schöndube Baumbach.

También se contó con asesoría del ecólogo Exequiel Ezcurra o el antropólogo Guillermo de la Peña Topete, así como los investigadores Ricardo Ávila, Rosa Yáñez Rosales, Thomas Calvo Ribes y Aristarco Regalado Pinedo.

El investigador añade que a nivel internacional la Universidad de Wisconsin-Madison colaboró con profesionales como William Cronon, Paul Robbins, Lori DiPrete y Alberto Vargas, quienes contribuyeron con conocimientos en temas como historia ambiental, política ambiental, salud global, estudios latinoamericanos, respectivamente.

El director del recinto admite que la UdeG no contaba con experiencia en el tema del diseño museográfico, por lo que se solicitó asesoría a diseñadores del país y del mundo, como Silvia Singer, directora del Museo Interactivo de Economía, quien se convirtió en la principal asesora, así como otras figuras, como el diseñador escocés Alex McCuaig o el recientemente fallecido divulgador de ciencia español Jorge Wagensberg.

Aunque las instalaciones del museo aún no concluyen, se trabaja en el desarrollo de actividades paralelas de impacto social, como la Muestra de Cine Socioambiental, que se realiza durante el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), o con el Premio Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco que galardona lo mejor del cuento y poesía con temática ambiental y que se otorga durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

“Quisiera ver el museo como un catalizador de nuevos científicos, estamos diseñando las exposiciones con diseñadores educativos para que los alumnos exploren sus habilidades, virtudes y pasiones desde el punto de vista científico y que aprendan mucho del mundo para que vean cuál podría ser su vocación”.

El funcionario universitario señala que el costo total del recinto será de poco más de mil millones de pesos, y los fondos ejercidos a la fecha han sido aportados por el gobierno federal y estatal, así como por el Ayuntamiento de Zapopan, todo a través del fideicomiso del Centro Cultural Universitario.

Category: CIUDADES ECOINTELIGENTES | Comentarios Desactivados en Max y Estefanía Aragón van a ir a la NASA * Hijos de Fernando Aragón* de Chihuahua*