noviembre 13

El amor verdadero*

Fue a la guerra y nunca regresó. 68 años después su esposa descubrió la verdad

¿Cuánto tiempo puede una mujer esperar a un hombre que se fue a la guerra? Esta mujer ha estado esperando toda la vida.

Peggy Harris se casó con Billy Harris en 1940. Luego de 6 semanas, este hombre fue llamado a servir en el ejército de Estados Unidos para liberar a Europa en la Segunda Guerra Mundial.

Desde entonces, Peggy nunca volvió a verlo y tampoco supo qué le había pasado a su querido esposo. Tras haberse hecho miles de preguntas, estuvo durante muchos años recibiendo noticias contradictorias sobre él. Al principio, le dijeron que fue asesinado, luego que lo encontraron vivo y luego que simplemente desapareció.

Billy Harris fue a la guerra y nunca regresó, eso es lo que Peggy sabía. La ausencia de noticias concretas no hizo que su corazón quedara en paz, por lo que ella permaneció leal y siguió esperando, hasta que 68 años después descubrió lo que realmente sucedió.

Peggy nunca volvió a casarse ni estuvo dispuesta en rehacer su vida con otro hombre. Siempre tuvo en mente honrar la memoria de su esposo. Aunque estuviera desaparecido, ella eligió estar casada con él para toda la vida.

Angustiada, Peggy le escribió reiteradamente a un jefe del ejército con sólo una pregunta: el destino exacto del cuerpo de su esposo, pero seguía recibiendo como respuesta que el soldado había desaparecido. La incertidumbre la torturaba hasta el punto de llorar constantemente, todo hasta que un día los primos de Billy solicitaron sus registros militares y encontraron información valiosa que fue la clave para resolver el misterio.

Se registró que Billy Harris murió durante el combate y fue enterrado en el cementerio más famoso de Francia, en Normandía. Billy estaba lejos de ser el “soldado desconocido”.

La gente de Les Ventes, ese pequeño pueblo de Normandía, honró el nombre de Billy Harris cada año en el aniversario de la Liberación de Francia. Este guerrero significó mucho para esta comunidad, tanto así que pusieron su nombre en la calle principal.

Peggy tuvo la suerte de conocer estas personas y visitar la pequeña ciudad que honró el nombre de su esposo y que cada año lo recordaba según la tradición. Los ciudadanos de Les Ventes le contaron a Peggy la historia que tanto anheló conocer durante años.

Billy Harris fue piloto, y mientras sirvió en Francia durante la misión de liberación de Normandía se estrelló en el bosque cerca de la aldea de Les Ventes. Una mujer de 91 años que fue testigo de la tragedia le contó a Peggy que el piloto pudo haber maniobrado el avión y evitado estrellarse, pero prefirió eso a dañar a los residentes del lugar.

Los habitantes de este pueblo reconocieron su sacrificio y lo recuerdan cada año y quienes lo veneran siguen llevando flores a su tumba. Por su parte, Peggy envía sus ramos de flores algunas veces al año: el día de San Valentín, en su aniversario de bodas y el cumpleaños de Billy.

Ella está feliz de aceptar la nueva verdad y al menos hacer algo para honrar la memoria de su héroe. Después de 68 años de espera, ¡finalmente se consoló y tranquilizó a su corazón!

Esto sí que es fidelidad y amor eterno y vaya fuerza que tuvo Peggy para aguantar tantos años sin saber la verdad y sin tener a su ser amado a un lado.

¡Sus actos son un digno y claro ejemplo de lo que realmente es el amor verdadero!

Fuente: Fabiosa


Copyright energyas.org © 2019. All rights reserved.

Posted 13 noviembre, 2018 by fernando aragon in category Historias